LA TERAPIA INDIVIDUAL, TAMBIÉN A DISTANCIA

Este último año, he dedicado mucho tiempo a realizar viajes por motivos profesionales. Es, entonces, un reto mantener las sesiones de terapia individual con lxs clientxs. Por ello, durante los períodos en los que he estado fuera, he recorrido a una herramienta muy útil como Skype. Por suerte, durante todo este tiempo he podido mantener las sesiones con la periodicidad adecuada, vía online; además de estar presente para iniciar nuevos procesos, de manera que se estableciese el vínculo adecuado y suficiente para poder mantener varias sesiones a distancia.

Las sesiones vía Skype han acabado siendo todo un reto, ya que la falta de presencia física convierte la comunicación en una cuestión totalmente diferente, centrada mucho más en la palabra y los silencios, y no tanto en el lenguaje corporal y la gestualidad. Además, dada la mala calidad de algunas conexiones a internet, los dos últimos factores son aún más complicados. En definitiva, las sesiones a distancia se pueden realizar, claro, y gracias a una herramienta tan útil como la tecnología. Pero es más cercano y se agradece más cuando las sesiones son presenciales en algún despacho de Tarannà Personal Consulting.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para su uso.

Acepto
Top